Lissy, de regalo de Navidad desechado a miembro de pleno derecho en su nueva familia

Lissy, de regalo de Navidad desechado a miembro de pleno derecho en su nueva familia

Lissy es protagonista de una de nuestras historias difíciles con final feliz. La perrita tuvo la mala suerte de ser un regalo de Navidad que solo cuatro meses después, en el mes de abril, fue desechada…

A partir de entonces, pasó a vivir con nosotros en el refugio de la Asociación Animalista de Llucmajor. El trabajo de nuestro equipo de adopción, Isabel Gutierrez Bonet, Manuela Schönauer, Ute, con la colaboración de Es Plà Clínica Veterinaria, Sweet Dogs – Peluquería y Piensos Salvà, logró por fin que Lizzy encontrase un nuevo hogar, esta vez como miembro de pleno derecho.

¡Muchas gracias a todos!